Carteles que ofenden al Cliente

PLVs que no ayudan al vender

IMAG0325

Mi capacidad de sorpresa no tiene límite y es que en muchos casos la realidad supera a la ficción.; cuando como en éste caso puedo leer en el cartel de una de las zapatería de un centro comercial en la que estoy trabajando (en mi caso “de tiendas”) lo siguiente:

“SI NO SE QUIERE LLEVAR NADA NO SE PRUEBE. LAS PIELES SE DETERIORAN. (LA ZONA DE RECREO ESTÁ EN EL EXTERIOR)” 

Qué presión! “Casi ná” en mayúscula, negrita y subrayado, para que no pase desapercibido.

Aunque parezca obvio, hay tenderos a los que hay que recordarles que ofender al Cliente es una mala técnica de venta y que insultar su inteligencia y hacerle sentir incómodo, les echa de la tienda… y consecuentemente no compran.

Yo pienso muy al contrario de lo que “escupe” este cartel, creo que si ves un zapato en el escaparate que te gusta y está a un precio razonable, entras y te lo pruebas… el 80% de la venta ya está hecha, y si no que se lo digan a los vendedores de coches, que están obsesionados con que nos sentemos en el asiento del conductor, acariciemos el volante y experimentemos las sensaciones que comprar el coche nos va a proporcionar. 

La expresión “estar más contento que un niño con zapatos nuevos” podría acercarnos a lo que debería ser una buena experiencia de compra y no es tan difícil, basta con ser educado y tener “inteligencia comercial”

El Cliente nunca molesta, es nuestra razón de ser y si no se prueba los zapatos difícilmente podrá comprarlos. 

Sin duda que nuestros Clientes tienen entretenimientos mucho mejores que probarse zapatos en una zapatería en la que no son bien recibidos, verdad? Y dado que “la zona de recreo está en el exterior”, pues eso… que esta zapatería en cuestión estaba sola, sola… 

Ni que decir tiene que el sarcasmo es una pésima política de atención al Cliente, que en el mejor de los casos te incomoda, pero que muy probablemente malogre una compra, haga perder a un Cliente y que éste se lo cuente a quien considere, esto último, muy peligroso en los tiempos actuales, en los que estamos a un “click” de comunicarnos con el mundo, vía redes sociales.

Yo soy de los que cree firmemente que nadie hace las cosas mal a sabiendas y estoy convencido de que explicando los porqués y con la formación adecuada, todos podemos desarrollar mejor nuestro trabajo.

Recomendaría a quien ha escrito este cartel, que se ponga en los “Zapatos del Cliente”, que tratándose de una zapatería, ya le vale! ;-)

Me gustaría que compartierais con los lectores de #EnClaveRETAIL los carteles que en éste u otro sentido, os hayan llamado la atención bien por ser torpes, ofensivos, curiosos, o por lo que consideréis…

 

Os deseo buena venta!

 

José Ignacio Perier  

Anuncios

Acerca de jiperier

Soy José Ignacio Perier, un tendero en un mundo en el que todos vendemos algo. Puedes saber más de mi en mi perfil de Linkedin, en Twitter: @jiperier o directamente hablando conmigo (675 57 89 75). Muchas gracias por dedicarme tu tiempo y un abrazo!
Esta entrada fue publicada en Actitud, Básicos del Retail, Claves RETAIL, EnClave RETAIL y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Carteles que ofenden al Cliente

  1. Jose Gabriel Sacristán Martin dijo:

    Hola a todos
    El problema esta cuando se lo prueban en tu tienda y luego lo compran en internet.

    • jiperier dijo:

      Muy buenos días José Gabriel!
      Sin duda que el “showrooming” es una tendencia que se impone enre los Clientes a la hora de hacer la compra, y a mi juicio este fenómeno llega para quedarse.
      A mi entender la tienda física posee, o ha de poseer atractivos suficientes para propiciar la compra y sin duda el probarse unos zapatos que te sienten bien, es un recurso que internet no tiene (al menos por el momento! ;-)… así que yo lo aprovecharía en vez de “molestar” y reñir al Cliente con carteles que poco incitan a la compra.
      Muchas gracias por tu comentario, que pases un magnífico día!
      José Ignacio Perier
      (+34 675 57 89 75)

  2. Es evidente que en este caso la coletilla del cartel es dura, pero veamos detrás la razón del cartel.
    ¿Es un vendedor amargado? Con sus clientes, No lo creo el otro cartel es coherente y correcto, se cierra con un “Gracias”. El cartel dice muy claro “si no se quiere llevar nada “.

    ¿Entonces el cartel esta para “chulear” o despreciar al cliente?, pues yo creo que no, por la sencilla razón que el cliente es el que compra no el que se prueba zapatos porque no tiene nada mejor que hacer y como probarse zapatos es gratis…

    ¿Que difícilmente vas a ver un cartel similar en grandes tiendas?, pues mira depende, si le puedes endosar o devolver al proveedor todo la mercancía dañada, si además, si el tiempo perdido, con los que nunca compran no te afecta porque tu ingreso es un sueldo no en un resultado. Entonces deja de ser tu problema y no te haría ninguna falta ni ese ni ningún cartel similar. La cosa es bien distinta cuando la perdida es en tú mercancía y tú tiempo.
    ¿Que todos sabemos la plaza en la que nos toca lidiar? es cierto y que en un centro comercial de zona residencial a los que va muchos a “echar el día”, te van a dar el coñazo hasta la saciedad, igualmente cierto.

    Por otro lado mirar también que al cliente de verdad, el único que se merece el nombre como tal, el que compra y paga, tampoco le gusta compartir el espacio y menos tú atención, cosa que el sí valora, con un toca narices. Los clientes tampoco quieren comprar el zapato probado por otros, y si ven una postura en la tienda de “esto es un negocio, esto no es un club” se van a sentir más cómodos. Tenemos un ejemplo clarísimo en los expositores de revistas, todo el mundo, excepto los cretinos de costumbre, ojeamos la primera revista del expositor, pero si compramos nos llevamos la última, la más virgen posible, nadie se lleva la más sobada con los dedos marcados de los que la miraron antes que tú.

    Yo recuerdo carteles habituales de “esto no es una librería” (hasta en el badulaque de Apu) y yo mismo he dicho alguna vez “queridos clientes, son todos bienvenidos, pero ya saben, esto no es un club…” No pasa nada por recordarlo de vez en cuando. Bueno si pasa, te ganas el respeto y eso te da valor a ti y a tu producto.

    Como siempre gracias a Jose Ignacio por provocarnos con sus post la participación.
    Saludos para todos
    Mariano.fernandez@b4gs.es

    • jiperier dijo:

      Muy buenos días Mariano!
      Me alegra provocarte y conocer opiniones distintas a la mía, aunque alguna me cueste compartirla…
      Nuestro oficio no es sencillo, pero “ofender” al Cliente (compre o no compre en este momento) no me parece una buena idea.
      El Cliente toma su decisión de compra ante el producto y si se lo puede probar y le queda bien y dispone de su talla, la venta va por buen camino.
      Un fuerte abrazo!
      José Ignacio perier

  3. JOAQUIN dijo:

    Esto esta muy bien, ahora te pones en el otro lado y dime la cara que pones cuando cada dia descubres que los niños con sus manitas manchadas de chocolate, patatas, etc. te tocan todo por donde van pasando ante la impasibilidad de sus padres. O los mismos adultos que entran comiendo chucherias y ves que te estan tocando todas, todas las zapatillas por simple curiosidad. Sin nombrar a las grandisimas Hijas de Puta que se prueban la ropa y sin ninguna compasion manchan con maquillaje todas las prendas.
    POR EJEMPLO. Si hubiese civismo no sería necesario llegar a estas situaciones. En Serrano en Madrid?? no te preocupes no se dan estas situaciones, directamente les mandan a tomarporculo.

    • jiperier dijo:

      Muy buenos días Joaquín, muchas gracias por compartir tus comentarios al respecto!
      Sin duda que lo que comentas ocurre, son gajes del oficio, como seguro que tienen los suyos los camareros, oficinistas y cualquier otra profesión…
      Pero a mi entender de “tendero” eso no justifica hacer sentir incómodo al Cliente, es más, creo que es contraproducente, ya que no creo que con un “cartel” podamos educar a nadie…
      Que tengas un magnífico fin de semana!
      José Ignacio Perier
      (+34) 675 57 89 75

  4. Aflabor dijo:

    Hola José Ignacio
    En una discoteca, hace casi 20 años, en los servicios había un cartel que decía algo así como “si alguien rompe algo lo va a pagar”. Evidentemente, el aviso era del todo inútil, especialmente porque al que va hasta arriba de lo que sea no le va a amedrentar en absoluto lo escrito.
    Un saludo.

    • jiperier dijo:

      Muy buenos días!
      Pues sí… parece que con poner un cartel… ya se ha solucionado el tema… y lo que reulta es que la gente se burla de ello, no?
      A mí de los carteles clásicos mencanta el que dice:
      “Hoy no se fía, mañana sí! ;-)”
      Un abrazo!
      José Ignacio Perier
      (+34) 675 57 89 75

  5. ¡Muy bueno José Ignacio!
    Entiendo lo que han pensado al poner los carteles, pero no lo comparto. Entre otras cosas porque el “público” objetivo no lo va a leer, y si lo lee, posiblemente lo hará peor.
    Lo digo desde la experiencia con clientes difíciles y no desde una suposición teórica.
    De tu observación en esta tienda podemos extraer muchas lecturas,(al menos yo las extraigo) pero la primera que se me viene a la cabeza es lo harto que tienen que estar los empleados de algunos clientes; mal vamos… A partir de aquí, las justificaciones que quieras.
    Personalmente, y mojándome; cuanto mejor tenía la tienda, menos me la estropeaban, cuanto más educado y directo era; mejor se portaba el cliente.
    Hablo (escribo) en términos generales, que siempre hay excepciones que confirman la regla, y al hilo de todo esto, me viene a la mente la teoría de las ventanas rotas… igual tiene algo de relación. ¿puede ser?
    Igual si nos demuestran que ha disminuido las “incidencias negativas” y ha aumentado la venta, desde la colocación de los carteles, igual nos convencen.
    Gracias por este artículo

    • jiperier dijo:

      Comparto tus reflexiones Jaime!
      Hay actitudes y frases que echan a los Clientes, pero cuando quedan escritas (negro sobre verde, como es el caso) parecen más contundentes.
      Todos los tenderos sabemos que las decisiones de compra se toman frente al producto, es más si nos calzamos el zapato o nos sentamos en el coche y acariciamos el bolante, la decisión de compra ya está tomada.
      Ir en contra de esa realidad y ser sarcásticos con el Cliente, creo que es un “lujo” absurdo, que el comerciante no se puede permitir…
      Muchas gracias por compartir tus interesantes comentarios con nosotros. Un fuerte abrazo Jaime!
      José Ignacio Perier
      (+34) 675 57 89 75

  6. Víctor V. dijo:

    Y qué me dices de la publicidad de hoy? Parece como si persiguiera ofender al público.Sin embargo la gente se lo traga.

    • jiperier dijo:

      Hola Víctor!
      A qué publicidad te refieres?
      Saludos!
      José Ignacio Perier

      • Victor V. dijo:

        Pues a la publicidad para perfumes, q suele ser sicalíptica. A todos los anuncios en q los hombres sakimos como idiotas o como calzonazos. Como el anuncio de Toyota en q se nos da a entender q nuestra mujer nos puede cortar los huevos por comprar un coche demasiado equipado. En fin, anuncios q normalizan conductas sexuales poco convencionales. Se ve q nos acabamos acostumbrando a todo y q ya no percibimos estos detalles ofensivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s