Todo un lujo

Hoy os presento un post nacido de la colaboración personal y profesional con una de esas personas con las que se hace sencillo eso de establecer sinergias y emprender proyectos que nos hacen ganar a todos. Para mí es “todo un lujo” poder compartir inquietudes comerciales y contaminar positivamente a Pablo, al tiempo que él me critica con criterio comercial a mí.

No me extiendo más en esta introducción al artículo que Pablo G. López y este “tendero” tenemos el gusto de presentaros, como quien ilusionado ofrece un regalo, como el de la fotografía que ilustra nuestro post…

Esperamos que os guste y os deseamos buena venta! ;-)

Es un lujo, nuestro deber o simplemente una manera de asegurar nuestra existencia?

HappyMother'sDay_Leanne

Foto Fickr by Leanne J (Creative Commons)

Pero qué entendemos realmente como lujo? Qué es lo que hace que algo sea lujoso?

Hablamos de prestaciones, servicios, entorno o simplemente de una experiencia única?

Si nos tomamos un segundo y definimos la palabra lujo con lo primero que se nos viene a la cabeza, seguro que lo relacionamos con un producto. Un objeto en particular. Puede ser una joya, un reloj, un auto, un bolso etc.

El avance de la tecnología y la extensa oferta de productos similares que encontramos en el mercado hace posible al cliente el alcanzar sus deseos de una manera cada vez más impersonal e igual de veloz.

Por tanto qué sucederá con nuestras tiendas de aquí a unos pocos años? Habremos perdido toda oportunidad de seguir existiendo?

Y si cambiamos de perspectiva y ofrecemos el calificativo de lujo a una manera en particular de actuar? Por tanto es lujo tan sólo un objeto?

Cómo podremos incentivar a un hombre cada vez más informado y conocedor del sector a acercarse a nuestra casa teniendo la posibilidad de simplemente coger el smart phone y desde un simple movimiento touch acceder al producto o servicio deseado?

Creo fervientemente que la definición de lujo está cambiando, que el calificativo de premium tiene que dejar de ser aplicado a un producto determinado para comenzar a ser aplicado a la manera en la que desarrollamos nuestra tarea y que todo forme una experiencia única.

Básicamente, el producto puede ser alcanzado desde cualquier plataforma, por tanto lo que justifica y justificará nuestra existencia e inversión será la experiencia que podamos ofrecer.

Hablamos de ello resumido en una sola palabra. CÓMO?

Creo que no se trata de ofrecer un artículo determinado a un precio desorbitante y que ello genere el símbolo de status deseado. Se trata más que nada de cómo lo ofrecemos, cómo ayudamos a nuestros clientes a hacer realidad sus deseos.

Como he mencionado anteriormente las personas hoy en día pueden adquirir sus productos en cualquier tipo de tienda ya sea online, gran superficie o boutiques.

La diferencia está en el sentido por el detalle, la atención, el tiempo, la dedicación y el cariño aplicado a que ese momento no sea sólo el momento de una transacción lucrativa, sino una experiencia digna en si misma de ser vivida.

Creo que ese valor añadido, el que sólo pueden ofrecer las personas es el que tiene que justificar nuestra existencia y el que por supuesto debe de perdurar.

La palabra lujo, no tiene porque ser relacionada directamente con lo reservado para unos pocos, sino por el contrario, debería de ser relacionada con la satisfacción y la experiencia que hay en si misma. La cual es única, individual e irrepetible. Simplemente porque nace de individuos que interactúan. Y las personas somos únicas, como así lo son sus sensaciones y percepciones.

Qué sería de un producto de última tecnología, sin su constante evolución y sin toda su historia detrás? y qué sería de todo ello sin las personas que transmiten ese mensaje?

Por tanto creo que el verdadero lujo, no radica en el objeto, el precio o simplemente el status que se genera de ello, porque demostrado está que las personas están lo suficientemente informadas para encontrar el producto deseado en cualquier sitio y a precios diferentes.

Creo que el verdadero Lujo radica en las personas que transmitimos día a día un ideal y que intentamos que todos los amigos que nos visitan en nuestras casa reciban el cariño y pasión que depositamos en lo que hacemos. 

Pablo. G. López & José Ignacio Perier

Anuncios

Acerca de jiperier

Soy José Ignacio Perier, un tendero en un mundo en el que todos vendemos algo. Puedes saber más de mi en mi perfil de Linkedin, en Twitter: @jiperier o directamente hablando conmigo (675 57 89 75). Muchas gracias por dedicarme tu tiempo y un abrazo!
Esta entrada fue publicada en Claves del Retail, Claves RETAIL, Colaboración, Lujo, Profesionalizar, Venta y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Todo un lujo

  1. El problema es que hay pocos profesionales capaces de proyectar esa experiencia. La atención española al cliente (cuando quiere ser de lujo y no de pasotismo) oscila entre a)la servidumbre b) el esnobismo. La experiencia de “lujo” ha de proporcionarse no solo a personas que tienen un alto nivel adquisitivo, sino a todos los que, desde su nivel, deseen tenerla. Y frecuentemente se encuentra con actitudes snobs contrarias a su naturaleza o con actitudes serviles con las que no se identifica.

    • jiperier dijo:

      Muy buenas tardes y muchas gracias por tus comentarios Jesús!

      Interesante reflexión la que apuntas al respecto de servicio y servilismo, muchos clientes tienden a confundirlo…

      Apuntas una importante clave: “proyectar nuestra experiencia profesional”… sin duda todo un arte que logra una magnífica experiencia de compar en nuestros clientes.

      Que tengas un magnífico día!

      José Ignacio Perier

  2. Cada vez más el trato con el cliente es más frío, mas distante, grandes superficies llenas de genero en que todo el mundo puede mirar, tocar, probar prácticamente si pronunciar palabra.

    Los dependientes cada vez menos asertivos, con menos ganas, el por qué, lo podemos deducir. El problema lo tendrá la persona que está sola y que a veces aprovecha hacer la compra para comunicarse con los demás.

    Saludos

    • jiperier dijo:

      Buenos días Josep!

      Muchas gracias por tus comentarios.

      Nos estamos acostumbrando a unas mediocres experiencias de compra, en las que el Cliente rara vez logra satisfacer sus expectativas, independientemente de que el modelo comecial ponga un mayor o menor énfasis en la V.A. o en el L.S.

      En las tiendas en las que se aseguran los básicos del comercio, y disponen de “tenderos” profesionales con gusto por hacer las cosas bien y que tratan al Cliente con la calidad y dalidez que éste requiere, la experiencia de compra es mucho más satisfactoria.

      Estas tiendas venden más, venden mejor y establecen vínculo duradero con el Cliente.

      Comprar en estas tiendas y que te “atiendan” unos tenderos profesionales, sin duda… Es todo un lujo!

      Que tengas un magnífico día Josep, un abrazo!

      José Ignacio Perier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s