La tienda de la verdad

Como ya  sabéis que me encantan los cuentos, porque sirven para dormir a los niños… y para despertar a los adultos.

También sabéis de mi pasión por el mundo del retail y por los cuentos de Jorge Bucay. Así pues, hoy quiero compartir con vosotros “La Tienda de la Verdad”:

Imagen

Cuantas enseñanzas y reflexiones en un cuento de apenas dos minutos, verdad?

En principio todos deseamos las cosas, casi que cualquier cosa!… es esa la esencia de la sociedad consumista, pero  poniéndonos un poco filosóficos, lo lógico es que apuntemos lo más alto posible y ansiaremos conocer la verdad absoluta, estando dispuestos a pagar por ello lo que nos pidan. La cosa se complica cuando el precio a pagar no se mide en valores económicos, lo que sin duda le otorga a la “verdad” mucho mas valor.

Si extrapolamos la fábula a un entorno tangible, como es el mundo del retail y de la transacción de bienes y servicios, pasa algo parecido. La mercancía tiene  un precio, que el Cliente ha de pagar… y sólo lo paga, si considera que lo vale. 

El Cliente decide entre todo lo que se le ofrece, decide si la calidad/precio le compensa, si nos compra a nosotros o a nuestra competencia, si lo hace hoy… o espera a un mejor momento, por ejemplo a las rebajas. 

Imagen

Si me permitis utilizar las palabras de Jorge Bucay:

“Es lícito que cada uno decida el precio a pagar por lo que recibe y es lógico que cada uno elija el momento para recibir lo que el mundo le ofrece.”

José Ignacio Perier

Anuncios

Acerca de jiperier

Soy José Ignacio Perier, un tendero en un mundo en el que todos vendemos algo. Puedes saber más de mi en mi perfil de Linkedin, en Twitter: @jiperier o directamente hablando conmigo (675 57 89 75). Muchas gracias por dedicarme tu tiempo y un abrazo!
Esta entrada fue publicada en Retail Training. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La tienda de la verdad

  1. Daniel dijo:

    Absolutamente de acuerdo, pero para eso y no para otra cosa hablamos de (trade) marketing, para eso invertimos en comunicación y para eso ( y para cumplir la ley) incluimos un límite de unidades disponibles….para tratar de responder a las necesidades que nosotros mismos hemos creado en el cliente y para cobrar lo que se nos antoje y cuando se nos antoje. No hay empresario que lo sea por la motivación de poner al alcance del cliente el producto que responda a sus expectativas con el precio ajustado a cubrir costes. No I+D, no se escucha al cliente, y más grave aún no se escucha al colaborador o al trabajador de la empresa…; en estos tiempos en los que más y mejor inversión de debía hacer en escuchar al cliente y en la búsqueda de la respuesta más apropiada para cubrir sus necesidades, nos sumergimos en cuentas de explotación, en gestión de cash flow y en ……. en la parte económica, no en la EMPRESARIAL. Y la diferencia con mayúsculas porque si bien el objetivo de todo empresario es hacer dinero, los hay que por hacer dinero se hicieron empresarios sin serlo y los pocos que siempre lo han sido pero que están rodeados, acorralados por los primeros.
    Sres. volvamos al comienzo, volvamos a la casilla de inicio y escuchemos, sepamos encontrar las necesidades que están sin cubrir o que no están “correctamente” cubiertas. Apostemos por el valor intrínseco del bien en cuanto a utilidad, no ha percepción y falsa necesidad ( viral), apostemos por la producción nacional, porque nadie como nosotros para saber lo que necesitamos…..( Por exquisito que esté el parmesano reggiano, siempre siempre degustaremos con placer sublime un buen manchego, o tetilla o torta…por no hablar del jamón o del aceite….)
    Porqué nos “cosmopolizamos” – perdón- en gustos y mandamos nuestras divisas y nuestras producciones a países productores que buscan cubrir otras demandas y nos las nuestras….Porqué seguimos despreciando lo local lo patrio, porqué estas palabras ( local, patrio, Español,….) siguen produciendo rubor y son cubiertas por eufemismos….
    Y sin embargo nos sentimos orgullosos de ser una potencia en el deporte, e invertimos en los CAR y en la formación….porqué si lo hacemos para el “ocio y entretenimiento” – y el negocio TV- no lo hacemos para lo que nos proporciona empleo, para lo que nos da de comer, para lo que cubrirá nuestra pensión y nos garantizará la asistencia sanitaria…..
    Porqué no paramos a pensar….solo nos restará 20 minutos ( 40 mins en el mejor de los casos) de nuestro tiempo de queja y lamento, y ese sí que lo consideramos “deporte nacional” ( junto a otros que no merecen mención…)
    PENSEMOS, PLANIFIQUEMOS Y ACTUEMOS. De la crisis sólo nos sacamos nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s